Lhasa De Sela

«Si un día te vas y ya no vuelves más»
«Si un día me voy y ya no vuelvo yo». (1)

Me imagino un día cualquiera, no importa que luzca el sol o que llueva, lo importante es que es un día cualquiera. Y entonces se presenta y, mirándote fijamente a los ojos, te dice:«ya estoy aquí». Y con esas tres palabras, ha dicho todo.

«He encontrado un hogar. Ahora comienza la vida. Puedo esperar un año o dos. Pero ni un momento más». (2)

Te imagino aterrada y sofocada por la congoja, desesperada por hallar una mano amiga a la que poder asirte. Y me gusta pensar que no necesitaste buscarla, que estaba allí y que simplemente alargaste la tuya y la estrechaste: mi amigo del alma, dirías.

«Capturada en una tormenta. Las cosas volaban. Estaba sublevándome. Golpeando el suelo». (3)

En contra de lo que parece, para cosechar recuerdos, no hay que mirar atrás, sino hacia dentro. Pues lo que fue y nunca será, lo sabido y lo ignorado, el dolor y el gozo juntos, todo está ya a buen recaudo. Y te vuelcas en ti y te ofreces en canciones. Jamás antes te sentiste tan viva, nunca fuiste tan clarividente. Tu voz no miente.

«Ahora que mi corazón está abierto voy a tener que vivir con amor hasta el final». (4)

Alguien dijo que la enfermedad nos ofrece la licencia y su absolución para ser y hacer lo que siempre fue secreto. A la sombra de tu sombra, nítida y rotunda, tu voz persigue la verdad y la canta y la celebra con hondo deseo de vida. Pues morir, alguien lo dijo también, es una cuestión de estilo. Para permanecer, nos dejas girones de vida.

«Mi cárcel se descompone. Las mil y una noches llegan a su fin. Pronto seré libre». (5)

Por encima de pasillos y salas de espera y habitaciones y cables y agujas y máquinas que inoculan cócteles coloreados para parecer inocuos, por encima de la administración de tu enfermedad que, tantas y tantas veces, sin duda demasiadas, ni siquiera dejaron que fuera tuya, a pesar de tantas y tantas y tantas cosas, nos dejas tu voz y tu verdad. Desde el centro de tu soledad, nos regalas tu despedida.

«Mi muerte habrá comenzado. Voy a entrar». (6)

«Ahora abro la ventana y entra la luz con el viento». (1)

Adiós Lhasa de Sela.

lhasa-de-sela

(1) Abro la ventana – The living road (2003)
(2) Is Anything Wrong – Lhasa (2009)
(3) Rising – Lhasa (2009)

(4) Love came here – Lhasa (2009)
(5) 1001 Nights – Lhasa (2009)
(6) I´m going in – Lhasa (2009)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s